Juncos

juncos

Juncos, Puerto Rico

El municipio de Juncos es conocido como la “Ciudad del Valenciano” y sus habitantes como los “Mulos del Valenciano”. Su patrona es la Virgen de la Inmaculada Concepción. Su extensión territorial es de aproximadamente 67 kilómetros cuadrados o 26 millas cuadradas. Su población es de 36,452 junqueños (Censo 2000). Juncos está organizado en los barrios: Pueblo Norte, Pueblo Sur, Caimito, Ceiba Norte, Ceiba Sur, Gurabo Abajo, Gurabo Arriba, Lirios, Mamey, Valenciano Abajo y Valenciano Arriba.

En la actualidad la actividad económica principal se centra en la manufactura. Cuenta el municipio con fábricas de vestido, instrumentación científica, equipos eléctricos, entre otras. Durante la década de 1970, era un importante productor de leche. Antiguamente, el cultivo de caña de azúcar y tabaco constituyeron actividades económicas importantes para el municipio. Juncos posee un importante yacimiento arqueológico indígena descubierto en el 2003 en el barrio Ceiba Sur de este municipio. En Juncos, también, se ha encontrado hierro, al igual que pequeños depósitos de cobre.

Geografía

Juncos limita al norte con el municipio de Carolina, al este con Las Piedras, al sur con San Lorenzo y Las Piedras y al oeste con San Lorenzo. Está ubicado en el sureste de la Isla. Geográficamente, pertenece a la región de la Sierra de Cayey. En la parte norte, presenta elevaciones menores de la Sierra de Luquillo. La cuchilla ‘El Asomante’, que es parte de dicha sierra, divide a Juncos del municipio de Canóvanas. ésta se extiende a través de los barrios Gurabo Abajo y Caimito. En el límite entre el barrio Cerro Gordo de San Lorenzo y el barrio Valenciano Arriba de Juncos, se eleva el cerro Viviana, el cual alcanza los 468 metros (1,535 pies) de altura sobre el nivel del mar.

Su sistema hidrográfico está compuesto por el río Gurabo, afluente del río Grande de Loíza, el cual cruza a Juncos de este a oeste. El río Valenciano cruza el municipio de norte a sur y recibe sus aguas de las quebradas: La Santa y Don Víctor.

El nombre del municipio se deriva del arbusto de junco, el cual abundaba en los barrios más húmedos de la zona. Su territorio formaba parte del Hato Grande localizado en el Valle de Caguas, lugar de fundación de varios municipios de esta región. Este Hato se extendía por las llanuras del norte de la Cordillera Central en la ribera del Río Grande de Loíza. En esta región se establecieron una serie de hatos — extensos territorios dedicados a la crianza de ganado — los cuales dieron origen a varios núcleos de población que, eventualmente, se convirtieron en pueblos. Así sucedió con San Miguel de Hato Grande, lo que hoy conocemos como el municipio de San Lorenzo; el Hato de Las Piedras, que luego se convirtió en Las Piedras, Humacao y Tabuco, y el Hato del Valenciano. Este último se subdividió en el Hatillo de Los Lirios y el Hatillo de Los Juncos.

En el 1782, los habitantes del Hatillo de Los Juncos pidieron a los tribunales seculares y eclesiásticos que se trasladase a este sitio la iglesia parroquial que se encontraba localizado en Las Piedras. Solicitaron que se les permitiera organizar un nuevo pueblo separado al de Humacao. La solicitud de la formación del nuevo pueblo fue aceptada por el gobierno, y el 3 de agosto de 1792, el gobernador interino Francisco Torralba dio la orden para que se fundara el pueblo de Juncos. Tomás Gracia Pagán fue nombrado primer alcalde.

Para el 8 de septiembre de 1797, la Parroquia Nuestra Señora de la Concepción, celebró su primera misa. Al momento de su fundación, Juncos se componía de los barrios: Gurabo, Juncos Pueblo, Lirios, Seiba (con s) y Valenciano. Ese mismo año, 323 hombres procedentes de Juncos, Arecibo y Cayey participaron de la defensa de la capital contra el ataque inglés.

En 1811 se fundó el municipio de Hato Grande, hoy conocido como San Lorenzo. Parte de uno de los barrios de Juncos le fue cedido. Años más tarde, cuando se fundó Gurabo, ocurrió lo mismo. Así, disminuyó la extensión de este municipio, conservando los nombres originarios de los barrios. Para 1853, se reorganizó nuevamente el territorio junqueño. El barrio Gurabo se dividió en Gurabo Abajo y Gurabo Arriba y el barrio Valenciano, en Valenciano Abajo y Valenciano Arriba. De igual modo, el barrio Seiba se convirtió en Seiba del Norte y Seiba del Sur. Además, cambió su nombre, a partir de entonces a Ceiba.

Al pasar los años, Juncos experimentó crecimiento y desarrollo. Se construyeron calles, un cementerio y aumentó su población. En 1898, Estados Unidos invadió Puerto Rico, su alcalde, Francisco Escuté, renunció. Poco después, en octubre de ese mismo año, nombraron a Ricardo A. Martínez como nuevo alcalde. El resto del ayuntamiento, compuesto por españoles y extranjero, también renunció. El 13 de octubre nombraron a Agustín Collazo como síndico y Primitivo Delfaus como contador municipal.

En 1902, según la Ley para la Consolidación de ciertos Términos Municipales, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico eliminó el municipio de Juncos y anexó sus barrios al de Hato Grande (San Lorenzo). En el 1905, una nueva ley de la Asamblea Legislativa derogó la anterior y volvió a constituir el municipio de Juncos con los mismos barrios que tenía en 1902.

Para fines del siglo XIX, operaba en Juncos la central Constancia, propiedad de Agustín Collazo y luego de la Eastern Sugar Associates. Además, existían dos haciendas, La Solitaria de Manuel Méndez, y La Mallorquina, de la sucesión de Jaime Palau.

En 1912, se construyó el Teatro Junqueño, llamado, originalmente, “Cine Arcelay”. Este monumento histórico fue restaurado en 1996. La primera biblioteca del pueblo llevó el nombre de Rosa González Toledo quien fuera la primera bibliotecaria de la Penitenciaría Insular.

Símbolos

Bandera
La bandera del municipio de Juncos tiene un campo de oro sobre el cual aparecen las franjas ondulantes de color azul, que representan al Río Valenciano. Centralizado en el campo y sobre las ondas se encuentran las espigas de juncos de color amarillo, azul, verde y rojo. Esta bandera existe gracias a la resolución aprobada el día 2 de agosto de 1982 por la Asamblea Municipal de Juncos.

Escudo
El escudo de este municipio está dividido en cuatro cuarteles. Los cuadrantes superior izquierdo e inferior derecho presentan franjas verticales de color oro o amarillo y gules rojos en alusión a la región de Valencia, España, al igual que a su denominación como “Pueblo del Valenciano”. La parte inferior al escudo exhibe juncos verdes florecidos que representan el nombre del pueblo. El escudo lleva por timbre la corona mural que es símbolo heráldico de las ciudades, villas y pueblos.

Lugares de interés

• Antigua Tabacalera
• Antigua Casa Alcaldía
• Central Juncos
• Paseo Escuté
• Plaza de Recreo de Juncos
• Iglesia Inmaculada Concepción
• Plaza del Soldado
• Antigua Cárcel Municipal
• Teatro Junqueño
• El Cristo de la Fraternidad
• Café Teatro

Personajes ilustres

Ramón Fortuño Sellés
–Poeta, articulista y cuentista. Alcalde de San Lorenzo y miembro de la Cámara de Representantes.

Rosa González Toledo –Primera bibliotecaria de la Penitenciaría Insular. Fundó las Salas de Descanso y el Preventorios Escolar de Aibonito.

Clemente Pereda- Poeta, ensayista y periodista. Fue autor del poemario Versos de otoño (1928).

Eventos

• Fiestas Patronales de la Inmaculada Concepción – diciembre
• Festival de la Chiringa – marzo
• Festival de la Juventud Junqueña – julio
• Aniversario de Juncos – agosto
• Maratón Internacional Modesto Carrión – noviembre
• Fiestas de Pueblo – noviembre
• El Carnaval del Valenciano – noviembre

Nota: Estos artículos han sido editados y cotejados por académicos y especialistas en Historia. Pueden existir discrepancias entre historiadores con respecto a algunos datos.

Texto tomado de la enciclopediapr.org

Video

Ayúdenos a describir todo lo que su municipio  ofrece a las Industrías del Turismo y Negocios.

Favor enviar sus textos,  fotografías y videos a:

http://diariodepuertorico.com/contacto/